Fun Fun Caravans
Sainte Eulalie d Olt

Ruta en autocaravana por el Sur de Francia: Aveyron (Región de Occitania)

8 diciembre, 2017


Alquila una Autocaravana para viajar al Aveyron, en la Región de Occitania.

Una vez más, nuestras autocaravanas se dirigieron en los primeros días del otoño, por las tierras del Aveyron, recorriendo sus paisajes, contemplando el contraste de sus colores, su hermosa arquitectura y en definitiva, su historia. Esperamos viajero itinerante, que te sirva de inspiración para tu viaje y que disfrutes dándole forma a tu manera.

Situado en Midi Pirinees, hoy Región de Occitania, el Aveyron, presenta una gran oferta turística para viajar en autocaravana.

Nuestro viaje empezó acudiendo al Salón Internacional del Caravaning de Barcelona, donde además de descubrir las últimas tendencias de los expositores, también disfrutamos del Travelvaning, espacio de encuentro entre los amantes de esta forma de viajar. Allí conocimos a gente tan apasionada como nosotros, y disfrutamos de las explicaciones y viajes de los ponentes.

 

Día 1: Barcelona – La Couvertoirade – Sévérac le Château

Una vez visitada la feria y el rico patrimonio cultural de la cosmopolita Barcelona y ya adentrados en el sur del Aveyron, pusimos rumbo hacia nuestra primera visita, La Couvertoirade, pueblo medieval fortificado templario y hospitalario en tan buen estado de conservación , que uno agradece perderse por el laberinto de sus calles como si estuviera en otra época. Clasificado como uno de los pueblos más bonitos de Francia, la Iglesia de Saint-Christophe presenta estelas funerarias en su cementerio y curiosos vitrales contemporáneos en su interior. Sobre la roca, su castillo del s. XIII con mazmorra y barbacana.

El área de autocaravanas, es amplia y a un paso de la fortaleza. (Latitud: 43.910824 | Longitud: 3.31337)

Decidimos recorrer unos 70 km, atravesando el fastuoso Viaducto de Millau, para pernoctar en el corazón de Sévérac-le-Château (Área de autocaravanas Latitud: 44.322935 | Longitud: 3.072717). Espléndida villa que ofrece un itinerario desde su oficina de turismo, que está justo en frente de la puerta de Peirou, y por la que uno se permite callejear entre pintorescas casas y curiosos rincones. Atravesando sus callejuelas, se llega hasta su castillo – palacio, de estilo renacentista en lo más alto, desde el que se puede disfrutar de una formidable panorámica del valle.

 

Día 2: Sévérac le Château – Sainte Eulalie d´Olt – Château de Galinières – Rodez 

 

 

Desde allí partimos por una carretera rural hacia el Valle de Lot que cobija varios pueblos clasificados como de los más bonitos de Francia.

Entre ellos, Sainte Eulalie d´Olt y sus calles pintorescas adornadas con flores. Desde el área de autocaravanas (Latitud: 44.464872 | Longitud: 2.949561), que está próxima al río, empieza un itinerario que permite contemplar los rincones más singulares de la localidad, así como callejear entre locales de artesanos y pintores.

Como no queríamos dejar Rodez sin visitar, la capital del Rouergue, decidimos que podría ser una buena idea su visita y volver a las orillas del río Lot, al día siguiente. De camino allí, nos encontramos con el Château de Galinières (Latitud: 44.423069 | Longitud: 2.902142)


Parada, foto y camino del área de autocaravanas de Rodez (Latitud: 44.357292 | Longitud: 2.593728). Aunque pequeñita y recogidita, ya que está parcelada por setos, el hermoso paseo desde allí, que es bien concurrido hasta el centro de la ciudad, hizo la visita más bonita. Imponente desde cualquier punto, es visible la Catedral de Notre Dame del siglo XIII-XVI, que se alza entre el casco histórico, el cual presenta en perfecta comunión, comercios tradicionales y modernos.

Día 3: Rodez – Bozouls – Saint Come d´Olt – Espalion – Estaing – Saint Cyprien sur Dourdou

 

 

Al día siguiente, pusimos rumbo otra vez a los pueblos que baña el río Lot, no sin antes visitar el impresionante cañón de Bozouls, garganta en forma de herradura de 400m de diámetro y 100 m de desnivel. Allí encaramadas al precipicio se encuentran sus casas, que disfrutan eternamente de la panorámica dibujada por el río Dourdou durante miles de años. Rodeada por él, en el centro del abismo y sorteando el barranco, se encuentra la iglesia románica de Sainte Fauste del siglo XII. El área de autocaravanas se encuentra escasos metros de allí donde se sitúa la biblioteca municipal (Latitud: 44.471935 | Longitud: 2.721096).

El rico patrimonio arquitectónico del Lot nos esperaba en Saint Come d´Olt, pueblo donde sus edificaciones han desafiado al paso del tiempo, presentando sus casas una disposición circular y amurallada, alrededor de una imponente iglesia de estilo gótico flamigero. En el campo de fútbol se encuentra su área de autocaravanas (Latitud: 44.517218 | Longitud: 2.813562).

Siguiendo el mismo curso del río, comimos cerca de él, en la zona deportiva de la localidad de Espalion. Su puente viejo, el Pont Vieaux, lleva siendo desde el siglo XIII siendo paso de peregrinos del Camino De Santiago. Junto a él, sus casas colgantes son inmortalizadas por todo viajero. Aparcamos al lado del río (Latitud: 44.520767 | Longitud: 2.767141).

Con el río Lot como referente en el itinerario, nuestra siguiente parada fue en Estaing (Área de autocaravanas al lado de las escuelas. Latitud: 44.556885 | Longitud: 2.670965). Pueblo pintoresco donde toma relevancia su castillo imponente con torreón pentagonal y a su lado el puente gótico, clasificado Patrimonio Mundial de la UNESCO., y su iglesia de Saint-Fleuret del siglo XV.

Hoy la fortaleza es propiedad de Valéry Giscard, ex presidente de la República Francesa. Cruzando el Lot sobre el pintoresco puente gótico, dejamos atrás este hermoso pueblo de edificaciones medievales, para poner rumbo a Conques y dormir en sus inmediaciones. A 5 km antes de llegar, se encuentra él área de autocaravanas de Saint Cyprien sur Dourdou (Latitud: 44.552289 | Longitud: 2.409651). Hermosa área en círculo donde dormir, para así a la mañana siguiente, poder ser los primeros en realizar la visita al pueblo, sin masificaciones ni aglomeraciones.

Día 4: Saint Cyprien sur Dourdou – Conques – Figeac – Rocamadour

 

 

Y es que Conques, para algunos considerado el pueblo más bonito de Francia, nos esperaba con el sol de la mañana y rodeado de flores. Aparcamos en su entrada (Latitud: 44.598953 | Longitud: 2.394065), sin necesidad de dirigirnos al parking habilitado para todo el turismo que recibe a lo largo del año, ya que Conques, ha sido destino de peregrinos que utilizaban la Vía Podiensis que pasa por Puy-en-Velay, desde que se trajeron en el 883 las reliquias de Sainte Foy. Desde allí transcurre el camino que nos lleva al corazón del pueblo, y por tanto al pórtico de la Iglesia Abacial románica con su famoso tímpano del Juicio Final (siglo XI). Junto a él, los restos de un claustro y la sala del tesoro donde se pueden contemplar las reliquias y auténticas joyas de orfebrería, como la Majestad de Sainte Foy.

Pueblo medieval, con callejuelas empedradas y tejados de pizarra, Conques se asoma al río Dourdou afluente del Lot, como un destino con encanto que no deja a nadie indiferente.

 

Establecimos comer en Figeac, nuestro siguiente destino y etapa del Camino de Santiago, y visitar la localidad donde vió nacer a Jean-François Champollion, egiptólogo francés que descifró la escritura jeroglífica gracias al estudio de la piedra de Rosetta.

La visita a la ciudad medieval, repleta de casas blasonadas, y callejuelas pintorescas, comienza desde la bonita panorámica desde la iglesia de Notre-Dame-du-Puy, de estilo románico, muy próxima al área de autocaravanas (Latitud: 44.609679 | Longitud: 2.037678). Desde allí, el itinerario te conduce a la plaza de los escritores, y a la inmensa baldosa que reproduce la piedra de Rosetta. Merece la pierda perderse por sus calles y comercios, y desde luego, disfrutar de la intensa vida de la ciudad. Ello nos hizo descubrir la Abadía de Saint – Sauveur, que se fundó en el siglo IX, y que sufrió los desastres de las diferentes guerras, restaurándose en el siglo XIX. No perderse la sala capitular del s.XIII.

Queríamos dormir en Rocamadour (Parque natural regional de los Causses du Quercy) y llegar a tiempo para la puesta de sol. Aunque ya la habíamos visitado con anterioridad dado que hicimos un viaje por el Périgord (…), estar tan cerquita y no visitar esta hermosa villa medieval, era delito. Nos esperaba próxima al castillo, en lo más alto del pueblo, su área de autocaravanas (Latitud: 44.800105 | Longitud: 1.615167) pero fue inevitable no sacarle una foto antes, otra vez más, desde el mirador de la oficina de turismo. La verdad es que visitar Rocamadour de noche tiene un atractivo especial, y utilizar el vía crucis que te lleva al corazón del santuario desde el castillo fue una buena elección. Al día siguiente, volvimos a hacer lo mismo, pero disfrutando del ambiente matinal que transcurre por su única rúa. Y es que Rocamadour, lugar de peregrinaje y Patrimonio Mundial de la UNESCO, está colgado sobre el cañón Alzou, y es la segunda localidad medieval más visitada de Francia después de Mont Saint – Michel. Dentro del Santuario, se puede contemplar la tumba del santo como de la Virgen Negra del siglo XII en la capilla de Notre Dame.

Día 5: Rocamadour – Najac – Cordes sur Ciel

 

Visitado este pueblo de postal nos dirigimos a Najac, dejando Belcastel sin visitar, ya que nos hacía desviarnos mucho. Nos quedamos con las ganas pero siempre ahí que pensar que volveremos a visitar lo que dejamos de esta fantástica región.

La verdad es que es fácil saber por qué Najac es uno de los pueblos más bonitos de Francia, y más si caminando por sus calle central se descubre en lo alto de una colina, su castillo del S.XIII, mandado construir por Alfonso de Poitiers, hermano del rey San Luis. Primero acudimos a su área de autocaravanas que está pasando el pueblo, cerca del río (Latitud: 44.221549 | Longitud: 1.967521). Allí vaciamos, recargamos y comimos, para después visitarla por la tarde. Dejamos una autocaravana en el área y la otra aparcada en la carretera principal, ya que en el aparcamiento de la plaza no está permitido.

El paseo por la villa de casas medievales y te tejados de lasca, te conduce a los pies de la fortaleza y a la iglesia de San Juan Evangelista, también del siglo XIII. La verdad es que el pequeño itinerario te hace disfrutar de las pintorescas casas adornadas con flores en comunión con la belleza de los paisajes de Rouergue.

 

Caía la tarde, y queríamos dormir en la “pequeña joya del Tarn”, Cordes Sur Ciel (Área de autocaravanas Latitud: 44.064169 | Longitud: 1.958442), encaramado en lo alto de una colina, y una y mil veces inmortalizado en postales y guías de viaje.

 

Día 6: Cordes sur Ciel – Albi – Moissac

 

Fundado en 1222, fue refugio de cátaros perseguidos por la cruzada albigense. Joya del gótico, sus empinadas calles albergan talleres de artistas y artesanos. Llena de románticos rincones, pudimos contemplar in situ, el mar de nubes que la envuelve a primera hora de la mañana y que da nombre a la localidad, para más tarde acabar en un gran día soleado.

Sus empinadas y empedradas calles conducen al corazón de la villa medieval, con presencia de mansiones góticas blasonadas del siglo XIII y una plaza de mercado cubierta, donde se haya un pozo de 113 metros de profundidad.

Merece la pena perderse por sus rincones y contemplar las vistas desde allí del valle del Cérou.

Nuestro siguiente destino era Albi, la ciudad episcopal a la ribera del río Tarn, y a la que sólo destinamos la visita a la impresionante Catedral de Santa Cecilia, de estilo gótico y en el que le ladrillo se pone al servicio de su edificación como de los barrios circundantes. Imprescindible su visita para contemplar los murales del Juicio Final y la Creación del Mundo. Nos fue imposible aparcar en el área de autocaravanas próxima a la iglesia (Latitud: 43.927236 | Longitud: 2.141047),

por lo que estacionamos en la plaza de un mercado próximo (Latitud: 43.926565 | Longitud: 2.135598). De haber tenido más tiempo, hubiéramos disfrutado de sus calles y su vida cotidiana, así como del Museo de Toulouse-Lautrec en el palacio de la Berbie, Patrimonio de la Humanidad junto con la Catedral.

 

 

Queríamos pasar la tarde en Moissac y de esta manera ir preparando poco a poco la vuelta a casa. Así que después de comer nos pusimos rumbo a la llamada ciudad rosa, por el color característico de sus edificios, que se encuentra a la orilla del Tarn. Él área de autocaravanas se encuentra entre el río y el Canal de los dos mares, a unos 5 min del centro de la ciudad. La verdad es que era bastante grande con capacidad para 44 parcelas (Latitud: 44.098201 | Longitud: 1.093148).

Hasta llegar allí, atravesamos campos de fruta y de viñedos que dotaban de colorido al paisaje. El gran atractivo de la ciudad es su abadía, la de Saint-Pierre y su famoso claustro (s. XII) de ricos capiteles y relieves, declarado como Patrimonio de la Humanidad. Así mismo, en uno de sus pilares queda registrado en que fecha finalizó su construcción, en el año 1100.

Recomendable también es contemplar el tímpano de su iglesia, y es que Moissac forma parte del Camino De Santiago francés. De la misma manera, es también aconsejable, caminar por la orilla del Canal del Garona, que forma un precioso paseo a la sombra de plátanos, el cual mediante esclusas posibilita viajar de Burdeos a Toulouse, y en definitiva enlazar con el canal del midi, y así viajar de costa a costa.

Día 7: Moissac – San Juan de Luz

Visitado el famoso claustro a la mañana del día siguiente, partimos hacia San Juan de Luz, para así dormir cerca de la frontera. Dormimos en el área que ya conocíamos, y que se encuentra en el puerto justo la lado de la estación de ferrocarril. Área pequeñita y algo ruidosa, pero cerca de todo y muy céntrica (17 plazas con todos los servicios – Parking Charles de Gaulle. Latitud: 43.385277 | Longitud: -1.662809). San Juan de Luz se ha convertido desde hace años en destino de turismo estival, donde se disfruta de sus playas, y de sus calles comerciales con la arquitectura típica vasca. En otra época refugio de corsarios, la ciudad fue testigo del enlace matrimonial del rey Luis XIV de Francia con la hija del rey de España, María Teresa en 1660.

Día 8: San Juan de Luz – Bilbao

Al día siguiente disfrutamos de una mañana tranquila por la localidad y partimos hacia Bilbao, dejando un buen recuerdo de otro viaje intenso de buenos recuerdos por el Sur de Francia. Esta vez, por el Aveyron.

Envía http%3A%2F%2Ffunfuncaravans.com%2Fruta-en-autocaravana-por-el-sur-de-francia-aveyron-region-de-occitania%2F por email